Significado Del Árbol De La Vida

Cuanto más te adentres en la historia del mundo, de su gente, de sus culturas, de sus tradiciones y de sus religiones, más te darás cuenta de que todos somos una sola familia extendida. Nada nos separa de la falta de conocimiento de nuestro pasado común y de la esperanza en un futuro unificado, es por ello que es necesario saber el significado del árbol de la vida el cual es un símbolo de esto.

La asociación de los árboles con la Vida, tanto en el plano mundano como en el de los dioses, es un concepto universal que abarca tanto el espacio como el tiempo. La evidencia de que los humanos otorgan a los árboles un estatus especial y los equiparan con el mundo espiritual se puede encontrar en prácticamente todas las religiones y culturas antiguas.

¿Cuál es el significado del árbol de la vida?

significado del árbol de la vida

El árbol de la vida tiene muchos significados espirituales y religiosos y puede ser interpretado de muchas maneras. La belleza de esto es que puedes encontrar en el símbolo un significado con el que puedes relacionarte. Aquí están algunas de las representaciones universales:

Interconexión

El árbol de la vida representa cómo todo está interconectado, no existimos en el vacío, sino que estamos conectados con el mundo que nos rodea. El aspecto circular del símbolo representa el mundo y el árbol representa todo lo que hay en él, también muestra una estructura cíclica con todo conectado.

Simboliza la unión y sirve como un recordatorio de que nunca estás solo o aislado, sino que estás conectado al mundo. Las raíces del Árbol de la Vida excavan profundamente y se extienden en la tierra, aceptando así el alimento de la Madre Tierra, y sus ramas llegan hasta el cielo, aceptando la energía del sol y la luna.

Estabilidad, fortaleza y crecimiento

Un árbol es un símbolo de estabilidad y fuerza, se utiliza la metáfora de un árbol con raíces que se extienden por el suelo para hablar de fuerza, estabilidad y estar enraizado, también simboliza el crecimiento ya que es el resultado de años de crecimiento lento y paciente de un arbolito vulnerable a uno robusto.

Individualidad

Simboliza el crecimiento personal de una persona en un ser humano único a medida que las diferentes experiencias los moldean en lo que son. Con el tiempo, los árboles adquieren características más singulares, a medida que las ramas se rompen, crecen otras nuevas, y a medida que el clima se hace sentir, todo lo cual hace que el árbol siga siendo fuerte y resistente. Esta es una metáfora de cómo las personas crecen y cambian a lo largo de su vida y cómo sus experiencias únicas las moldean y aumentan su individualidad.

Renacimiento

Un árbol puede perder sus hojas y parecer estar muerto, pero cuando las condiciones son correctas, vuelve a la vida con hermosas hojas apareciendo de nuevo. Como tal, el árbol de la vida simboliza el renacimiento y la superación de los tiempos difíciles, representa un nuevo comienzo, una nueva hoja volteada.

Esto representa el comienzo de una nueva vida y un nuevo comienzo. El Árbol de la Vida también simboliza la inmortalidad porque a medida que el árbol envejece, crea semillas que llevan su esencia para que siga viviendo a través de nuevos arbolitos.

Fertilidad y familia

Representa la conexión con la familia y los antepasados, tiene una intrincada red de ramas que representa cómo crece y se expande una familia a través de muchas generaciones, también simboliza la fertilidad ya que siempre encuentra una manera de seguir creciendo, a través de semillas o nuevos árboles jóvenes, y es exuberante y verde, lo que significa su vitalidad.

Calma, Paz y Relajación

Hay algo en estar bajo un árbol grande que invoca una sensación de fuerza, paz y relajación, este es un sentimiento que rara vez recibimos de otra cosa. Los árboles tienen una presencia relajante ya que se mantienen altos y quietos mientras sus hojas ondean con la brisa, el Árbol de la Vida sirve como recordatorio de la sensación única y tranquilizadora que se obtiene de ellos.

Historia del símbolo del árbol de la vida

Como símbolo, el árbol de la vida se remonta a la antigüedad, el ejemplo más antiguo conocido se encontró en las excavaciones de Domuztepe en Turquía, que datan de alrededor del año 7000 a.C. Se cree que el símbolo se propagó desde allí de varias maneras.

Una representación similar del árbol fue descubierta en los acadios, que data del año 3000 a.C. Los símbolos representaban un pino, y como los pinos no mueren, se cree que son las primeras representaciones del Árbol de la Vida.

También tiene un fuerte significado para los antiguos celtas, representaba armonía y equilibrio y era un símbolo importante en la cultura celta, creían que tenía poderes mágicos, así que cuando limpiaban sus tierras, dejaban un solo árbol en el medio, celebraban sus importantes reuniones bajo este árbol y era un delito muy grave cortarlo.

Múltiples culturas tienen diferentes mitologías que involucran al árbol de la vida, se han encontrado referencias al símbolo en el Antiguo Egipto, el Antiguo Irán, la Antigua Mesopotamia y Urartu, y en muchos otros lugares. El símbolo fue ampliamente reconocido y utilizado en las culturas antiguas, por lo que es difícil determinar sus orígenes exactos y cómo se extendió por todo el mundo.

Significado del árbol de la vida en diferentes culturas y religiones

Hay diferentes teorías y mitologías asociadas con el árbol de la vida en diferentes culturas, entendamos estas teorías una por una:

En el cristianismo

La mayoría de la gente tiene una visión bastante simplista del árbol de la vida, tal como se describe en el primer capítulo de la Biblia, Génesis. En ella, Adán y Eva son expulsados del Huerto del Edén porque desobedecieron a Dios al comer el fruto del Árbol del Conocimiento, sin embargo, una lectura más matizada indica que el consumo del Fruto del Conocimiento revela a Adán y Eva su(s) imperfección(es) y les pone al descubierto que no son infalibles, el hecho de que la pareja hubiera permanecido en el Jardín habría significado un sufrimiento eterno por la realización consciente de sus propios defectos.

En ese entendimiento, la salida del Jardín les permitía vivir sin odiarse constantemente a sí mismos. En realidad hay referencias a dos árboles en el Génesis, el Árbol de la Vida y el Árbol del Conocimiento, la segunda es donde crecía el fruto prohibido, después de la expulsión de Adán y Eva, se afirma que Dios deja un guardián en el Árbol de la Vida.

En el cristianismo, el árbol de la vida es un árbol que da frutos que conceden la inmortalidad. Según las creencias de los cristianos católicos, la humanidad libre de pecados y corrupción está simbolizada por el árbol de la vida. La biblia mormona tiene una visión ligeramente diferente del árbol de la vida, según los mormones, el árbol de la vida simboliza el amor.

En el Antiguo Egipto

El antiguo imperio egipcio fue una de las primeras civilizaciones organizadas del mundo de la que conocemos la reverencia del hombre por el árbol, sus tallas y obras de arte hablan de un árbol de acacia del que nacen el dios Osiris y su esposa, la diosa Isis. Los egipcios se refieren a la acacia como el árbol dentro del cual “la vida y la muerte están encerradas”.

Los Mayas

Según esta cultura mesoamericana, una montaña mística en la Tierra escondía el Cielo. Un Árbol Mundial conectó el Cielo, la Tierra y el Inframundo y creció en el punto de creación, todo fluía desde ese punto en cuatro direcciones (Norte, Sur, Este y Oeste), en el Árbol Maya de la Vida hay una cruz en el centro que es la fuente de toda la creación.

En China

Hay una historia taoísta en la mitología china que describe un árbol de durazno mágico que sólo produce un durazno cada 3.000 años, el individuo que come esta fruta se vuelve inmortal. Hay un dragón en la base de este Árbol de la Vida y un ave fénix en la cima.

Islam

El Árbol de la Inmortalidad se menciona en el Corán y es diferente del relato bíblico en la medida en que sólo se menciona un árbol en el Edén que fue prohibido a Adán y Eva por Alá. Los Hadith mencionan otros árboles en el cielo y aunque el símbolo juega un papel bastante menor en el Corán, se convirtió en un símbolo importante en el arte y la arquitectura musulmana y es también uno de los símbolos más desarrollados en el Islam.

En el Corán, hay un trío de árboles sobrenaturales: El Árbol Infernal (Zaquum) en el Infierno, el Árbol Lote (Sidrat al-Muntaha) de la Frontera más Alta y el Árbol del Conocimiento que está en el Jardín del Edén. En el Hadith, los diferentes árboles se combinan en un solo símbolo.

En el hinduismo y el budismo

El árbol baniano tiene un estatus especial en la tradición y las escrituras hindúes, si el Árbol Céltico de la Vida es visto como un ciclo en el que las ramas y las raíces se unen, el árbol baniano logra esta hazaña en la realidad.

En la primera etapa de su vida, crece como cualquier otro, hacia arriba desde el suelo hacia el cielo, sin embargo, una vez que llega a la edad adulta, las ramas vuelven a caer hacia el suelo y empiezan a parecerse al tronco. A medida que pasa el tiempo, estas ramas se engrosan y desarrollan hasta el punto de ser indistinguibles del tronco original, también desempeñan las mismas funciones que el tronco, transportando y distribuyendo nutrientes a todas las partes del árbol.

Este comportamiento único es tomado por hindúes y budistas como un símbolo de la gran Danza Cósmica donde toda la materia es la misma, originándose en la Verdad Universal y volviendo a ella, antiguas escrituras hindúes como los Vedas y Bhagvad Gita hacen referencia al árbol baniano.

En el Judaísmo y Cábala

En el judaísmo, el término árbol de la vida es muy diferente de lo que se entiende en la mayoría de los otros sistemas de creencias. Eitz Chaim es un término hebreo que se traduce literalmente como Árbol de la Vida y se utiliza para describir el libro sagrado judío, la Torá misma.

En las creencias místicas de Cábala, el Árbol de la Vida es una serie de diez puntos interconectados en un hexágono alargado verticalmente que representa partes del Infinito (Dios) que crea y mantiene los reinos físico y sobrenatural.

En las creencias mesoamericanas

Se describe con mayor precisión como el Árbol del Mundo en las culturas de las antiguas tribus de Centro y Sudamérica, estos árboles se representan como si tuvieran cuatro ramas que se extienden en las cuatro direcciones cardinales y raíces que descienden al agua. Este último se cree que es una representación del inframundo.

El tronco del árbol se representa como un caimán erguido, hay referencias al ciclo de nacimiento, muerte y renacimiento aquí, sino más bien una ilustración de los tres mundos en sus estados discretos.

En la mitología nórdica

Al igual que los celtas, los nórdicos también tenían un gran respeto por los árboles, se creía que tienen propiedades mágicas que aparecen en la historia vikinga, incluyendo el árbol sagrado de Uppsala y el roble de Thor (roble de Donar), también está el mítico Yggdrasil que se cree que es un fresno o un tejo, con ramas y raíces que conducen a los diversos mundos en los que habitan los dioses y los hombres.

El fruto de este árbol mantiene a los dioses nórdicos jóvenes, es muy posible que la imagen celta del Árbol de la Vida se inspirara en las tradiciones vikingas nórdicas, este gran árbol conecta los nueve planos de existencia, entre ellos están el mundo de los hombres; Asgard, hogar de los dioses; Hel, la tierra de los muertos; la fuente, Hvergelmir y el pozo, Mímisbrunnr.

En la mitología nórdica, el fin del universo entero ocurrirá en una batalla cataclísmica entre los dioses llamados Ragnarok, toda la existencia se desgarrará, excepto por un hombre y una mujer que se esconden en el hueco de un árbol.

El nombre del árbol nunca se revela, ni tampoco el destino de Yggdrasil cuando llega el Ragnarok, sin embargo, la pareja emergerá desde el interior del árbol hacia un mundo que habrá sido creado de nuevo para comenzar el mundo de nuevo. En ese sentido, Yggdrasil funciona como protector y sustentador de toda la vida.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba